BLOG

¿Cuáles son los supuestos en los que se pagan aranceles en España?

Los aranceles en España son uno de los temas más polémicos en torno a cualquier tipo de operación internacional. Constituye una de las grandes dudas en el sector logístico, sobre todo, cuando se comercia fuera de la Unión Europea. Para ello, conviene diferenciar cada uno de los tipos de compraventa.

 

Aranceles en España

Impuestos en las operaciones dentro de España

 

En la exportación de mercancías, así como en la importación dentro del territorio español no es necesario el pago de ningún arancel. Cuando se produce una compraventa, simplemente es preciso pagar el IVA cuando se trata de una venta de una empresa a un particular.

 

Cuando una empresa vende a otra puede emitirse una factura sin necesidad de incluir el IVA. Para ello, es necesario darse de alta en el EORI. Este es un número que asigna la autoridad aduanera cuando va a llevar a cabo cualquier tipo de importación o exportación.

 

Impuestos en las compraventas dentro de Europa

 

La Unión Europea es considerada un espacio económico común. En consecuencia, las operaciones de compraventa que estén dentro del espacio marcado por el Tratado de Schengen, de 2005, no están sujetas a ningún arancel. En este sentido, cualquier adquisición dentro del territorio de la UE es considerada como intracomunitaria.

En el caso de que la mercancía haya sido fabricada en un país fuera de la Unión, la responsabilidad de pagar las tasas arancelarias recae en el encargado de admitir su entrada en la UE. Aparte de la Unión Europea, hay otros países como Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza que no pertenecen al espacio común pero que han llegado a acuerdos bilaterales. En dichos casos, tanto el transporte aéreo como el terrestre no están sujetos a ningún arancel.

 

Impuestos fuera de Europa

 

Cuando la importación de mercancías procede de un país ajeno a la Unión Europea, o de Ceuta y Melilla, será obligado pagar el IVA y los derechos arancelarios, sin obviar el coste del agente aduanero. Uno de los principales problemas al pagar aduanas es que su precio varía enormemente en función de cuál es el país de origen. Igualmente, el precio se ve condicionado si se trata de una compra hecha online, a través de un portal de comercio electrónico, o si es una operación entre empresas.

El valor del envío es otro factor a tener en cuenta.

 

En el caso de que exista una empresa intermediaria, todos los envíos con un valor no superior a 22 euros no tendrán aranceles. Entre los 22 y los 150 euros, en cambio, habrá que pagar un 2,5 % en concepto de aduana. Por encima de los 150 euros será necesario declarar los aranceles y el IVA. En las importaciones entre particulares solo será necesario pagar las aduanas y el IVA cuando el valor de la compra supere los 45 euros.

 

En definitiva, el pago de los aranceles en España se ve afectado por el tipo de operación que se lleve a cabo. No existe ninguna tasa para las operaciones dentro del territorio de la Unión Europea. Sin embargo, es preciso estar atentos cuando se importa o exporta de terceros países.

 

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook