BLOG

La relevancia del trincaje en el transporte marítimo de mercancías

El trincaje de contenedores es un elemento fundamental que se debe controlar en el transporte marítimo. De hecho, una mala configuración puede acabar produciendo pérdidas económicas. Por ello, los especialistas en trincajes recomiendan revisarlo tanto interna como externamente. De esta forma, se asegurará que no hay ningún elemento que requiera reparación. Algunos de los problemas más frecuentes son los agujeros o puertas oxidadas.

 

Cómo preparar bien los contenedores marítimos

 

Para empezar, el plazo de tiempo en la preparación de los contenedores marítimos es esencial. En este sentido, es importante planificar bien tanto un día como una hora. En ese lapso de tiempo, el contenedor debe estar listo, así como la mercancía para empezar a cargar. Los expertos calculan que, una vez llega el transportista, esta operación debería llevarse a cabo en un máximo de dos horas. En caso que se requiera más tiempo se considerará que se está perdiendo dinero.

 

Transporte marítimo de mercancías

 

Además, la distribución del peso es otro elemento fundamental. El peso deberá distribuirse de una forma totalmente uniforme en el contenedor. Si quedaran espacios vacíos en el contenedor se debería usar material de relleno para evitar posibles dificultades. De hecho, no tener el peso bien distribuido puede llegar a ser peligroso para el trincaje de contenedores. La carga máxima que suele soportar un contenedor habitual suele estar entre los 24 000 y los 30 000 kilos.

 

Sin embargo, un viaje por barco, junto al estado del mar, puede generar problemas. Así, como medida de prevención también se recomienda embalar el contenedor así como usar una estiba apropiada. No hay que olvidar que este tipo de transporte puede llegar a durar mucho tiempo y, por tanto, se pueden producir desperfectos.

 

Una vez que se haya llegada a destino y se haya descargado la carga, será necesario otro control. Algunos de los elementos principales a revisar son las puertas. Como medidas de seguridad, hay que comprobar que el cierre es correcto y que todo está bien sujeto. Asimismo, la tensión que puede aguantar el contenedor en el trincaje también determinará la carga máxima.

 

Refrigerar el contenedor

 

En aquellos casos en los que la carga deba viajar a una temperatura concreta, también será importante la refrigeración. No hay que obviar que estos contenedores no tienen una función frigorífica. Simplemente son capaces de mantener los productos a una temperatura.

 

También es importante revisar las condiciones del contenedor en cuanto a altura antes de iniciar el proceso de carga. Asimismo, el precinto con el que se entrega la mercancía debe ser original. Además de la refrigeración, la humedad, la ventilación o la protección son otros elementos a considerar. Cada uno de los materiales que se puedan transportar cumplen unos requisitos diferentes.

 

La normativa en el transporte marítimo deja bien claro que no se hace responsable de los daños que se pueden ocasionar. Finalmente, es importante revisar todos estos aspectos. No solo por las pérdidas económicas que pueda haber, sino por el coste de oportunidad que se pueda perder. Si los materiales no llegan en buen estado a su destino, podría no ser posible venderlos.

 

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook