BLOG

Carga consolidada o completa ¿Cuál es el más conveniente?

Para llevar mercancías de un punto A hasta un punto B, es fundamental tener claro qué estrategia de carga vamos a emplear. La idea es utilizar un sistema lo más integrado posible que permita aumentar productividad y ahorrar tiempo y dinero. En transportación se entienden dos principales tipos de cargas: la carga consolidada y la carga completa.

Cargas consolidadas vs. cargas completas

En este apartado se verán las principales características de estas dos tipologías y algunos beneficios que ofrecen. La idea es ofrecer una vista amplia sobre la realidad del transporte actualmente.

 

Carga consolidada

 

El transporte de carga consolidada

Este tipo de carga combina envíos de varias empresas que comparten los gastos y el espacio. Esto provoca que haya diferentes puntos de entrega, al menos uno por cada empresa involucrada. Es un método muy positivo para pymes que envíen cargas desde uno hasta 6 palés. El transporte de carga consolidada sirve para sumar cargamentos pequeños de diferentes empresas hasta llenar un camión entero y así ahorrar.

 

Carga completa

 

A diferencia de la consolidada, la carga completa lleva el camión repleto de productos de una misma compañía. Para aquellas empresas interesadas en el transporte de entre 10 y 24 palés, está es su opción. También es recomendable para aquellas que manufacturan materiales delicados y urgentes. Por un lado no quieren que se mezcle su mercancía con otros productos que pueden resultar dañinos. Por otro lado, si tienen prisa, les costará encontrar una empresa con las mismas necesidades que ellos y así ahorrar compartiendo

También es un método más seguro, ya que cuenta con productos de una sola compañía. Se reduce la posibilidad de sufrir destrozos por culpa de terceros. Además, se reducen los tiempos de espera, ya que el camión no parará a hacer repartos de otras empresas.

 

¿Cundo conviene elegir cada una?

 

La consolidada es una opción valorada por muchas pymes, ya que les permite ahorrar y tener acceso a rutas tradicionales y alternativas. Muchas empresas que buscaban internacionalizarse a bajo coste, han optado por esta opción. Aunque no pueden mandar grandes cantidades, han elegido enviar muestras para no comprometer mucho el stock. Otro caso en el que se recomienda es cuando se hacen envíos recurrentes utilizando una carga consolidada fija.

 

También es bueno para empresas que utilizan materiales sólidos y resistentes, ya que se pueden beneficiar de bajos costes sin ver peligrar el estado de su carga.

 

La carga completa es mejor en situaciones inminentes, ya que como se explico anteriormente, tiene menos pausas y no incluye trasbordos. También posee mayor capacidad para cargar varias mercancías o una grande.​ Limitar el tráfico del camión a una sola ruta también limita las posibilidades de accidente, robo, etc. Esto se traduce en que es un tipo de carga que elegiría alguien sin apuros económicos que prioriza la velocidad y la seguridad.

 

Conclusión

 

Cada método está diseñado para un tipo de empresas y permite obtener diferentes beneficios. Es importante plantearse el tipo de ruta y distribución de una empresa para ver qué formato le resulta más eficiente, si la carga consolidada o la carga completa.

 

 

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook