BLOG

Ventajas de zonificar el almacén y claves para hacerlo

Las empresas de transporte necesitan organización del espacio en sus almacenes, ya que esto mejora su máximo aprovechamiento. Es necesario gestionar el área de almacenamiento de forma que se logre un uso eficiente para almacenar el máximo de mercancía. Con ello se reducen costes al verse reducida la necesidad de inversión en almacenes nuevos, inversión en estanterías, carretillas u otros elementos.

 

Un adecuado almacenamiento va a permitir mayor facilidad en el acceso al stock; un aprovechamiento máximo del espacio disponible tanto en volumen como en superficie; una mayor rapidez en la gestión de las ubicaciones libres con aprovechamiento de estos espacios para las diferentes campañas; además, será una forma de calcular tanto la ubicación del stock como las referencias de las mercancías expendidas.

 

empresas de transporte

 

Cómo zonificar el almacén en empresas de transporte

Para que un servicio logístico sea realmente eficaz se debe zonificar de manera eficiente su almacén. Las claves para realizarlo implican la elección de uno de los dos modelos según las necesidades concretas.

 

Modelos de zonificación de almacenes

– Según el modelo FIFO, la mercancía se almacena en función de su orden de salida. La primera mercancía, por tanto, será la que se va a distribuir en primer lugar. Las empresas de logística que ofrecen un modelo de entrega en plazos cortos de 24 a 48 horas deberían basarse en este modelo.

 

– Según el modelo LIFO, la mercancía que entra en último lugar será la primera en salir. Aunque no es la fórmula más habitual, existen empresas que requieren de este modelo: cuando estas tienen gran rotación en algunas de sus mercancías.

 

Claves para realizar la zonificación

Una vez elegido el modelo existen claves que facilitan este proceso:

Integrar la zona de carga y descarga de las mercancías con las funciones de entrada y salida.

Delimitar de manera clara la zona de recepción de las mercancías: debe ser el punto clave desde el que se realice la posterior clasificación. En este punto es donde se deben detectar y descartar las mercancías defectuosas. Esta zona de recepción de mercancías debe situarse junto a la zona de carga y descarga.

– El almacén debe estar perfectamente adaptado a las mercancías que se reciben: contar con zonas o estancias cuyas estanterías estén acondicionadas para tal fin.

-Las condiciones ambientales deben tenerse en cuenta: humedad, temperatura. Las empresas de logística, por tanto, tendrán que incluir zonas de almacén en seco y otras zonas en frío.

– Se debe contar con zona de picking, en ella el producto se va a preparar para los traslados posteriores a la zona de expedición. Este apartado debe ser realmente profesional y para ellos se debe utilizar un software para gestión de almacenes.

– En la zona de expediciones se realiza el embalado y el medio de transporte correspondiente podrá recoger su cargamento.

Otra de las necesidades fundamentales es la de incluir una oficina, aunque sea pequeña, para todas las gestiones administrativas. Deberá, por tanto, estar dotada de recursos materiales como ordenadores, impresoras, faz o teléfonos. Además de la imprescindible conexión a internet. Por último, incluir las nuevas tecnologías en el proceso de almacenaje mejorará la eficiencia de las empresas de transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook