BLOG

Transporte marítimo: la influencia de la elección del puerto

En el transporte marítimo saber elegir el puerto es fundamental. Al fin y al cabo, cuando se va a enviar una carga, lo fundamental es que no haya incidencias. En este artículo se dan algunas claves para no tener problemas al respecto.

 

Exportación e importación: cómo elegir el puerto

Si es posible elegir puerto, la primera pregunta que hay que hacerse es cuál es la mejor opción. Puede haber varias rutas rentables, pero lo principal es que la que se elija sea la que más valor aporte. Para saber eso, hay que valorar distintos ítems. Los más importantes son los siguientes:

 

transporte marítimo

 

Infraestructuras internas y en el hinterland

Evidentemente, un barco mercante de gran calado lo tendrá más difícil en un puerto natural que en uno a mar abierto. Por otra parte, la existencia de muelles de carga y descarga amplios es fundamental. En consecuencia, las infraestructuras interiores son fundamentales. Además, si los almacenes están al lado, mejor que mejor.

 

A veces no se da suficiente importancia al hinterland. No se trata solo de tener buenas infraestructuras en puerto, sino de que este tenga vías de alta capacidad hasta el destino final. Por ello, puertos como Róterdam son referencia en Europa por su ubicación estratégica e infraestructuras.

 

Entorno business-friendly

Es igualmente importante que en la zona del puerto el entorno sea business-friendly. Esto significa que no se pongan trabas injustificadas en la aduana y que las condiciones de estiba sean claras. A largo plazo, eso influirá en la elección de la terminal.

Temperaturas

Lo ideal para elegir un puerto es que este sea de aguas templadas. En las zonas tropicales, existe el peligro de los huracanas. Si la zona es fría, pueden congelarse las aguas en invierno. Por estos motivos, siempre que se pueda, hay que elegir climas templados.

Tamaño de la infraestructura

Como principio general, interesa más ir a puertos grandes porque tienen mejores infraestructuras. Ahora bien, si las tasas son más bajas, puede ser mejor ir a puertos más pequeños. En los países en los que esta cuestión está ya privatizada, conviene comparar para sacar conclusiones. A la larga se notará la diferencia y resultará más sencillo el movimiento de mercancías.

Ubicación

En ocasiones, el puerto mejor ubicado no es necesariamente el que tiene más población a su alrededor. Un ejemplo es la terminal de Algeciras, el puerto más importante de España en tráfico. Algunos puertos cumplen con la función de almacén intermedio de mercancías. Por ese motivo, valorar qué ciudades o puntos están cerca es una cuestión importante. A la larga, también influirá en la rentabilidad de la ruta.

Conclusión

Elegir una infraestructura de transporte marítimo implica un estudio de pros y contras. El puerto es hoy el principal lugar de entrega de mercancías a nivel internacional. Por regla general, habrá que decantarse por aquellos puertos que generen más valor. Además, esta es la manera de implementar rutas fijas que tengan un efecto multiplicador. Por todo ello, es bueno tener en cuenta estos factores para tomar una decisión racional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook