BLOG

Tipos de entrega de la mercancía, sus beneficios y desafíos

Las entregas de la mercancía al cliente son el eslabón final de la cadena logística. Deben ceñirse a lo pactado con el consumidor, tanto en cuanto a los plazos como a las condiciones de envío. El auge del comercio electrónico y la competencia de otros países han hecho necesarias la optimización y especialización en las entregas de mercancía al cliente. Los métodos de envío han debido diversificarse para adaptarse a los nuevos desafíos en la entrega de paquetería. A continuación, se desglosan los distintos métodos de entrega de mercancías.

 

Entregas de mercancía

Correo postal

 

El envío de paquetería a través de los servicios postales de cada país sigue figurando entre los sistemas más usados por empresas de todo el mundo. Generalmente, se recurre a este servicio cuando las mercancías enviadas son de mediano o pequeño tamaño. Es un medio sencillo, ya que no requiere formalizar contratos ni acuerdos con el servicio de correos.

No obstante, los envíos con correos tienen algunas desventajas. En primer lugar, es el servicio de transporte de mercancías más caro en relación con el valor del producto. Además, si se envían mercaderías de un alto valor, será necesaria la contratación de un seguro que cubra posibles daños o pérdidas.

Empresas de transporte de mercancías

 

Una gran parte de las entregas de mercancía se realizan mediante este tipo de empresas. Ofrecen la ventaja de que permiten negociar las condiciones y el coste del servicio para adecuarlos al volumen de entrega de pedidos. Otra de las ventajas frente a correos es que no existen limitaciones de peso ni de dimensiones para los bultos que se envían. Por otro lado, una mala elección de la empresa logística puede acarrear pérdidas y, lo que es peor, una caída en la confianza de los clientes ante continuos retrasos en las entregas.

 

Flota de transporte propia

 

Este método de entrega es el más utilizado por las empresas que deben afrontar una gran cantidad de pedidos en poco tiempo. La flota puede estar compuesta de camiones, furgones, motocicletas o incluso bicicletas. Gracias a esta flexibilidad, es posible adecuar cada tipo de mercancía al medio de transporte idóneo.

 

La principal desventaja de contar con vehículos de transporte de mercancías propios es el coste que la empresa debe asumir. Los rentings, leasings, compras en propiedad y mantenimiento son algunos de los gastos que la compañía debe asumir si decide contar con una flota propia de vehículos.

Recogida en tienda

 

Consiste en recoger el producto o mercancía adquirida en la tienda o almacén del comercio online. Tiene la ventaja de que no es preciso disponer de un servicio de entrega para las mercancías, con la rebaja de costes que ello supone. Los productos también se pueden depositar en taquillas inteligentes (lockers), donde el cliente procederá a realizar su retirada. Este último método tiene la desventaja de que pueden producirse robos y daños en las taquillas.

Estos cuatro tipos de transporte de mercancías son los más utilizados hoy en día. No obstante, cada vez más empresas deciden apostar por medios más novedosos, como la entrega mediante drones o vehículos autónomos. No obstante, son métodos cuya utilización aún conlleva más riesgos y desventajas que beneficios.

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook