BLOG

Retos de la distribución en el sector de la alimentación

La distribución de la alimentación se podría considerar como el eslabón más destacado en la cadena de suministro de las empresas de transporte. No es para menos: los productos deben ponerse a disposición de los consumidores con la mayor eficacia, rapidez y calidad.

 

Las nuevas tecnologías, la globalización de los mercados o los nuevos métodos de consumo son claves para entender la evolución de este sector. En este caso, sobre todo, el comercio mayorista tiene mucho que decir: necesita mayor diversificación y nuevos canales de distribución. Por lo tanto, todas las compañías del sector alimentario deben afrontar algunos retos.

 

Empresas de transporte

Los servicios logísticos en el sector de la alimentación: los retos a afrontar

En la actualidad, se requiere de gran complejidad en el entramado logístico para satisfacer la demanda del mercado. Por este motivo, el grado de automatización del sector es elevado. Uno de los retos más destacados para las empresas es el de la digitalización. A pesar de que la sociedad se ha acostumbrado a comprar por Internet, el sector se ha quedado rezagado. Diferentes estudios señalan que apenas el 5 % de las personas compran sus productos de alimentación en Internet.

 

Asimismo, otro reto importante es el de las entregas inmediatas. Conscientes de este reto, son muchas las empresas que apuestan por la entrega de productos online a domicilio en el menor tiempo posible. Algunas grandes cadenas de la distribución ya han movido ficha: han alcanzado acuerdos con empresas de reparto para hacer llegar la entrega de los pedidos en menos de 30 minutos.

 

Los objetivos que tienen las compañías de distribución alimentaria

Entre los principales objetivos se destacan los siguientes:

1. La creación de potentes y nuevas centrales de compra.

2. Concentrarse en la liberalización del sector servicios para poder detectar nuevas oportunidades de negocio.

3. Contar con mejores programas para el aprovisionamiento con proveedores. Además, lograr con ellos un mayor poder negociador.

4. Maximizar los beneficios de las nuevas tecnologías para rentabilizar el volumen de información.

5. Situarse lo más próximos al origen del producto. El objetivo es claro: disponer de productos frescos, mejores horarios y la entrega a domicilio.

6. Contar con nuevas medidas que respeten al medio ambiente y la seguridad de los alimentos.

Los objetivos para reducir los costes de los servicios logísticos

Entre ellos están los siguientes:

1. Mejora del embalaje de los productos. Así, se evitan las pérdidas por deterioros.

2. Contratación de personal cualificado. En la actualidad, en el sector, existe una escasez de personas con conocimientos profundos del sector.

3. Mejora en la comunicación con los operadores y los destinatarios de la mercancía.

4. Aumento del volumen de pedidos para poder bajar las tarifas con las empresas de transporte. A más carga, menor precio del coste de transporte.

Las empresas de transporte conocen bien los retos de la distribución en el sector de la alimentación. Todos estos retos se convierten, para la mayoría de servicios logísticos, en oportunidades. Por este motivo, es importante conocer dichos retos y los objetivos más destacados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook