BLOG

¿Qué atractivos ofrece Italia para la exportación?

La exportación e importación a Italia desde España es muy importante. La exportación creció un 2,2% en 2018 hasta 22.736,2 millones de euros, y no es casualidad. España es el cuarto socio comercial del país transalpino solo por detrás de Alemania, Francia y Estados Unidos, y el quinto que más exporta allí.

 

Acuerdos comerciales de exportación e importación con Italia

La pertenencia de España e Italia a la eurozona facilita, en gran medida, el comercio entre ambos países. De hecho, existe exención de aranceles, misma moneda y mercado común. También hay que remarcar el sistema financiero europeo común, que ayuda muchísimo al comercio con el país italiano.

 

exportación e importación a italia

 

Además, ambos países tienen acuerdos específicos que unen aún más sus mercados. Entre ellos, un acuerdo para el transporte de mercancías, otro para el pago de impuestos. E, incluso, un tratado para la cooperación científica y técnica.

 

Sectores ideales para exportar a Italia

El sector más interesante para la exportación a Italia es el agroalimentario. En primer lugar, existe una gran coincidencia gastronómica entre ambas cocinas. El pescado, la carne, el aceite de oliva, el vino, el trigo, las hortalizas y las frutas son moneda común en Italia y España, lo que permite el intercambio de productos entre ambos mercados.

 

En el caso del aceite de oliva, son muchas las empresas españolas que aprovechan la mayor flexibilidad de costes para lograr productos más competitivos que vender a Italia. En el país transalpino se acaba consumiendo una parte sensible del aceite de oliva español a precios más altos.

 

Servicios logísticos y subcontratación italiana en España

También el sector del mueble, el calzado y el textil son puntas de lanza españolas en auge en Italia. En el caso del textil, la relación comercial mutua va en aumento conforme el sector de la moda en España llega a sinergias con el prestigioso mundo de la alta costura italiana.

 

Además, se están estableciendo relaciones comerciales de subcontratación entre empresas industriales italianas y manufactureras españolas. Las firmas nacionales surten de piezas, equipos y maquinaria a las italianas.

 

Estos servicios logísticos y de subcontratación funcionan especialmente bien en la industria automovilística. Son muchas las marcas (Fiat, Ferrari) que acuden a las fábricas de coches españolas. Construyen aquí determinadas partes de sus vehículos, piezas separadas y, además, reparaciones y mantenimiento de flotas comerciales.

 

Es un sector muy especializado y con mucha experiencia en España, con costes más flexibles que en el caso de Italia y un nivel de profesionalización muy alto. Ello conviene al importador italiano que acude a estas empresas nacionales con un alto grado de confianza y consciente del margen de beneficio que le supone.

 

El perfil del consumidor italiano

Aunque es cierto que el consumidor italiano aprecia el Made in Italia, es un mito cada vez más superado que no se aprecien los productos españoles en el mercado transalpino. El consumidor allí aprecia la calidad, la profesionalidad y el precio competitivo de los bienes y servicios españoles, ya sean para la transformación en empresas italianas (vehículos) como para el consumidor final (agroalimentarios).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook