BLOG

Origen de las mercancías: Un elemento clave en la exportación e importación

En cualquier tipo de exportación e importación es clave fijarse en el origen de dichas mercancías. Este dato es el que marcará aquellos productos que pueden recibir un trato arancelario totalmente preferencial en el marco de la Unión Europea. Los países miembros suelen tener preferencia respecto al resto de estados. Para ello, es necesario consultar los anexos que se encuentran en los TLC’s sobre la Regla de Origen Específica.

 

Los criterios que deben seguir las empresas de transporte

Los principales criterios que rigen esta regla son varios. En primer lugar, el origen lo marca todo. Los bienes han de ser obtenidos de forma directa en el país o países que formen parte del tratado. Por ejemplo, un mineral se beneficiará del trato preferencial si ha sido extraído en un país que forme parte del TLC. Lo mismo se aplica a los vegetales o los animales, entre otros. El otro criterio determina que las materias primas se obtengan en alguno de estos Estados.

 

exportación e importación

 

Sin embargo, estos son los casos más sencillos, y todo se complica cuando se importa en un país no miembro y se exporta en un Estado que sí esté en el TLC. Cuando esto ocurre se produce lo que se denomina cambio o salto de clasificación arancelario adquiriendo un carácter regional.

 

Asimismo, también se debe tener en cuenta el criterio de minimis. Determina que los productos que recibirán un trato preferente a nivel de aranceles serán aquellos cuyo valor no sea menor del 7 o el 8 % en función del TLC. Las excepciones se pueden encontrar en todos aquellos bienes que se encuentren del primer capítulo hasta el 27 del Sistema Armonizado. Si nos fijamos en los productos de origen textil, incluyendo confecciones, los porcentajes se corresponderán al peso del producto.

Las fórmulas para determinar si el producto se puede beneficiar

Además, también es necesario conocer el valor del contenido regional. En este caso, la persona que vende el producto cuenta con dos opciones para determinar si los insumos son incorporados en la región donde se comercializará el producto final. En caso positivo, el bien será considerado como regional y, por tanto, podrá recibir un trato preferencial a nivel de aranceles.

 

Por un lado, se puede utilizar lo que se conoce como método de valor de transacción. Para obtener  este valor se debe restar el precio final de exportación al precio de los materiales en los países de origen. El resultado deberá dividirse por el valor de transacción y multiplicarlo por cien para expresarlo en tanto por ciento.

 

Finalmente, el método de coste neto también puede aplicarse en este caso. Será la diferencia entre el valor regional y los costes de producción dividido por el coste neto y expresado en tanto por ciento. Aquellos productos que son elaborados en un país regional con materias primas de terceros también pueden ser beneficiados. Dependerá del cambio de subpartida determinado del que se trate. Conocer el reglamento de TLC será crucial para realizar operaciones rentables a nivel de exportación e importación.

 

guia transporte maritimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook