BLOG

La figura del OEA en el transporte internacional de mercancías

En España, que ocupa el decimoséptimo puesto en el ranking mundial de exportadores, el transporte internacional de mercancías es de vital importancia. Máxime cuando el recorrido evolutivo de este macrosector arroja cifras de crecimiento altamente significativas: un 70 % en lo que va de siglo.

Y en este orden de cosas, las empresas se ven obligadas a doblegar esfuerzos por mantener el prometedor estatus dentro del entramado mercantil internacional.

 

Una de las claves del transporte internacional: el Operador Económico Autorizado (OEA)

La figura del OEA se erige como uno de los principales contribuyentes al buen hacer de las autoridades aduaneras en las transacciones comerciales. No en vano, fue alumbrado como herramienta  potenciadora de la seguridad en el contexto del tránsito internacional de mercancías.

Se trata de una acreditación al alcance de todo aquel operador comunitario que voluntariamente desee obtenerla; en tal caso, ante los organismos de la Unión Europea quedará catalogado como sujeto económico de confianza dentro de su ramo de actividad profesional.
Ese plus de confianza que entraña la posesión del estatus de OEA otorga un suculento bagaje de beneficios. Pero no puede hablarse de un modelo único de certificación, sino que cabe acceder a tres posibles categorías:
Operador Económico Autorizado Simplificaciones (AEOC).

Operador Económico Autorizado Seguridad (AEOS).

Operador Económico Autorizado Simplificaciones y Seguridad (AEOF).

La oportunidad de incorporarse a esta certificación ha de calibrarse conforme a un análisis coste-beneficio. Obviamente, asegurar la asimilación de los requisitos exigibles tiene un coste, que ha de verse superado por las ventajas disfrutadas.

Cómo puede conseguirse el grado de OEA

Todo operador interesado en obtenerlo dirigirá su expediente de solicitud a la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Tras someterlo a estudio, funcionarios de este organismo especializados en control aduanero realizarán una auditoría a la empresa. En dicha misión, los auditores se cerciorarán del cumplimiento de los requisitos de fiabilidad siguientes:
– Solvencia financiera, que deberá demostrarse documentalmente.

– Trayectoria de observancia de la legislación aduanera.

– Rigor en el seguimiento de procedimientos contables, mercantiles, informáticos y aduaneros.

– Seguridad material de equipos e instalaciones (si se aspira a la certificación de seguridad).
Una vez informado favorablemente el expediente, se adjudica al operador la categoría de certificación adecuada cuya validez es indefinida.
Por supuesto, las autoridades se reservan el derecho de ejercer cuantas acciones estimen oportunas, incluyendo nuevas auditorías, para supervisar la persistencia en el cumplimiento de requisitos y obligaciones de los OEA.

Ventajas de ser OEA

Grosso modo, una empresa reconocida como OEA tiene expedito el acceso a la Administración aduanera, beneficiándose de una generosa simplificación en los trámites:

– Baja intensidad en controles físicos (los del circuito rojo) y documentales (naranja).

– Preferencia en el orden de atención para la ejecución de dichos controles.

– Centralización del despacho, pudiendo realizarse los trámites en cualquier punto aduanero ajeno al lugar físico de despacho de la mercancía.

– Posibilidad de acogimiento a procedimientos simplificados.

– Declaraciones de entrada o salida con reducción de datos.
En definitiva, ser OEA supone una notable agilización de los trámites, además de un plus de reconocimiento hacia la empresa dentro del transporte internacional de mercancías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook