BLOG

IMO 2020 y el Año Nuevo Chino: retos inmediatos de la cadena de suministro

A lo largo del ejercicio 2019, existe incertidumbre en el sector de las exportaciones e importaciones ante las guerras comerciales y la salida del Reino Unido de la Unión Europea. No obstante, durante el año 2019, también se mira al futuro con los retos que llegarán en el ejercicio 2020. Entre las preocupaciones del sector, está la IMO 2020 y el Año Nuevo Chino, que podrían desestabilizar la cadena de suministro.

 

Los retos inmediatos de la cadena de suministro

 

cadena de suministro
 

La norma IMO 2020 es una nueva regulación aprobada por la OIM, que obliga a los barcos a emplear fueloil respetando el medio ambiente. En concreto, el contenido máximo de azufre en este carburante no puede ser superior al 0,5 %. En la actualidad, es del 3,5 %, por lo que los operadores logísticos tienen el reto de rebajar en 3 puntos este porcentaje.

 

Asimismo, el Año Nuevo Chino, que este año comenzará más pronto, puede desestabilizar a la cadena de suministro.

Estos dos retos suponen que la gestión del transporte marítimo durante esta temporada será más complicada. Es más, diferentes consultoras y empresas ya han reducido sus estimaciones para el inicio del año 2020. Por ejemplo, la consultora Dewry ha reducido del 3,9 al 3 % el crecimiento de tránsito de contenedores. Esta reducción viene motivada por las preocupaciones ante una economía que muestra “tensiones comerciales”. También por “el reto impuesto por las nuevas regulaciones de emisiones de azufre”.

 

El último trimestre de 2019, clave para los operadores logísticos

Los operadores logísticos creen que el momento más complicado se vivirá a finales del cuarto trimestre. En este momento, las navieras y operadoras comenzarán a prepararse para la norma IMO 2020. Las navieras, por ejemplo, comenzarán a instalar depuradores en los buques para cumplir con la regulación. El problema no solo es la adaptación de los buques, sino que las compañías se disputarán el poco espacio antes de las vacaciones navideñas.

 

El temor llega también por el posible incremento de costes por la llegada de la IMO 2020. Con la retirada de algunos buques (para adaptarlos), existirán menos embarcaciones, algo que disparará el coste de todos los envíos.

 

No todo son malos augurios

No obstante, pese a que la economía presenta síntomas de desaceleración, no todas las noticias son negativas. En plena temporada alta se producirá un aspecto positivo. Tras una caída de la demanda y un aumento de pedidos de coches, Estados Unidos se recuperará de la escasez de transporte terrestre. Con ello, los problemas de capacidad, podrían minimizarse.

 

Los expertos señalan, eso sí, que la situación de los expedidores es más manejable. Pese a que quedan problemas por resolver, los tiempos para formalizar reservas se verán reducidos notablemente.

 

Las exportaciones e importaciones son vitales para muchas economías occidentales. Por este motivo, existen ciertas incertidumbres por las tensiones comerciales y el brexit. No obstante, las preocupaciones también llegan de la mano de la entrada de la norma IMO 2020 y el Año Nuevo Chino. Se teme un incremento de costes y una ralentización en el crecimiento de envío de contenedores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook