BLOG

Cross-docking, el antialmacén logístico

El auge de la logística contemporánea es en gran medida consecuencia del boom del comercio electrónico. La inmediatez se ha convertido en una exigencia, sin renunciar a la fiabilidad ni a la eficacia. En respuesta a ello ha surgido el cross-docking. ¿En qué consiste?

La irrupción del antialmacén

 

El antialmacén o cross-docking es una de las técnicas de almacenamiento que mejor funciona actualmente. Su objetivo es llevar a cabo todo el proceso logístico evitando gastos de almacenamiento y con la máxima celeridad posible.
cross-docking
Para ello, la estrategia que se aplica es eliminar la estancia del stock en almacenes intermedios.
Resumiendo, consiste en llevar lo más pronto posible el producto descargado de un vehículo de llegada al transporte de salida. Conlleva, pues, reducir a la mínima expresión los tiempos de almacenamiento y manipulación invertidos.
El procedimiento, en consecuencia, prescinde casi por completo de dos actividades habituales en logística:

· Inventario o colocación de la mercancía en stock.

· Recolección, también llamada operación de picking.

Qué empresas suelen emplearlo

Este planteamiento es especialmente eficaz en tres sectores logísticos:

Farmacia.

Gran distribución.

Pedidos de eCommerce, sobre todo cuando trabajan con grandes descuentos y ofertas.

Por qué ha cobrado tanto protagonismo

Dentro de las entregas urbanas y la denominada logística de la última milla, los envíos se enfrentan a dos dificultades:

– Las elevadas exigencias y expectativas del usuario final.

– La protección institucional de la calidad del aire en las ciudades.
El antialmacén agiliza las entregas, y contribuye a dar un servicio impecable y sostenible a sus destinatarios. Sin embargo, no todo es positivo.

Pros y contras de los cross-docking

 

¿Cuándo conviene apostar por el antialmacén y cuándo no? Si bien es un planteamiento reciente, ya se puede hablar de ventajas e inconvenientes de su utilización.

Qué beneficios ofrece

1. Optimización de recursos y menos espacio ocupado en el almacén.

2. Disminución de gastos de transporte y almacenaje.

3. Mayor precisión, que se traduce en una reducción de las operaciones y de la manipulación de las cargas.

4. Ajuste de los tiempos de entrega, gracias al mayor control y a la disminución de los pasos.

5. Mejor aprovechamiento de los recursos humanos y tecnológicos.

6. Incremento de la productividad y la eficiencia, el cual se traduce en un mayor servicio al cliente.

7. Mejora ecológica, con entregas más sostenibles y menos dañinas para el medioambiente.

Qué inconvenientes tiene

1. Disfuncionalidad en operaciones estacionales o al desacoplar las de flujo.

2. Dependencia del cumplimiento de todos los agentes implicados en el proceso.

3. Peligro de cuello de botella por ruptura de la sincronización en la cadena de abastecimiento.

4. Exigencia de tiempo y dedicación para mantener el control y el buen funcionamiento. La supervisión ha de ser constante.

5. Importancia de la vigilancia del packaging en los envíos.
La previsión logística es que el cross-docking va a tener una importancia creciente. Además de las características de la demanda, influirán en ello los nuevos avances de la logística 4.0. En especial el Internet de las Cosas y la digitalización progresiva del sector.

 

Bienvenid@

Bienvenidos al Blog del Grupo Moldtrans, aquí encontrarás nuestras últimas novedades.
Únete a nosotros y síguenos a través de las RSS o vía email. ¡Estaremos encantados de tenerte cerca!

Tweets Recientes
Síguenos en Facebook